PARA ADEESSA “LAS SUCESIVAS MEDIDAS RESTRICTIVAS DECEPCIONARON A LAS PYMES SANTAFESINAS”

Marcelo Maciel, presidente de la Asociación Civil de Entidades Empresarias del Sur Santafesino (ADEESSA), entidad que agrupa a los comerciantes y pymes del Centro-Sur Provincial, planteó el profundo malestar del sector. “Todo hace prever que no se alcanzarán los niveles de cumplimiento previstos por los gobiernos provincial y nacional”.

El titular de ADEESSA, Marcelo Maciel manifestó, “Por como se viene dando la situación, todo hace prever que en estos días de restricciones, no se alcanzarán los niveles de cumplimiento previstos por los gobiernos provincial y nacional. No porque a los empresarios no les preocupe la salud de su entorno laboral, clientes y familiares, sino porque la mala situación de sus empresas no les da márgenes para hacerlo; las pymes no soportan más restricciones, están en su mayoría con deudas y la soga al cuello¨.

Maciel aseguró que “hay frustración y decepción” por parte del sector hacia los distintos niveles de gobierno, “porque muchos pensaban que para esta época del año un porcentaje importante de santafesinos ya iba a estar vacunado, y eso no pasó. Que las inversiones realizadas para implementar los protocolos prescriptos y controlados por el gobierno iban a ser suficientes para poder seguir trabajando y sin embargo, se volvió a las restricciones, a sabiendas que la actividad económica y las demás protocolizadas no son las responsables de la situación sanitaria”.

En el día de ayer hubo distintas marchas de protesta contra las restricciones en varios puntos del sur provincial. En algunas ciudades como Rosario, Venado Tuerto, Villa Constitución, Casilda y Cañada de Gómez, se trataron de protestas encabezadas por los comerciantes, manifestando su disconformidad y el estado de desesperación para afrontar sus compromisos crediticios, de sueldos a sus empleados y de subsistencia de la pyme en sí misma.

Según datos de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), entidad que agremia a ADEESSA a nivel nacional, desde el inicio de la pandemia cerraron unos 100.000 comercios, con la pérdida de entre 150.000 y 170.000 puestos de trabajo, sólo en el sector comercial. Mario Grinman, titular de la gremial Nacional manifestó que, antes de las nuevas restricciones, el sector comercial estaba trabajando «20% por debajo de la prepandemia» y que el sector en su conjunto viene atravesando una crisis de ventas «desde 2010 para acá».

«El acatamiento (a las restricciones) es dispar. Las protestas se generan de comerciantes autoconvocados, enojados y cansados de ver cómo los gobiernos no asumen su cuota de responsabilidad, y obligan a las empresas a cerrar sus puertas, a pesar de que cumplen con todos los protocolos necesarios», agregó Marcelo Maciel.

Por último Maciel exortó a las autoridades a “rever las medidas restrictivas” proponiendo acelerar la vacunación en la provincia y canalizar en forma efectiva todas las ayudas anunciadas para que nuestras pymes puedan sobrevivir a esta crisis sanitaria y económica, permitiendo que el comercio y los servicios trabajen libremente con todos los protocolos sanitarios correspondientes.